El jardín del frenesí

Siempre tendré avidez
por saciarme de tu savia.

Quiero ser el guardián
de este refugio clandestino,
quebrantar con sigilo
los secretos que hay en él.

Convertirme en la lluvia
que atiborre sus simientes
            e irrigarlo
hasta lo más íntimo de su ser.

Abonar toda su tierra
en búsqueda de sus recovecos,
que se forje un brioso vínculo
que me integre a su piel.

Quiero ser el centinela
de tu vergel de vida,
ese humilde jardinero
que te haga florecer.

Quien coseche tus virtudes
y paladeé tus frutos frescos,
viandas que por fin sosieguen
la fiebre que haces brotar en mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s