Escindido

La realidad:
esa guerra perdida.

A veces me canso:
del deterioro de mis ansias,

del amargo desencuentro
de mi pluma
con tu pálido pliego,

de remendar
las costuras luidas
en mi alma,

de recitarle al mar
en búsqueda de mesura.

Aterido de cariño
me refugio en mis letras,
al acecho del recuerdo
que contenga todo el olvido.

Bifurcado
entre yacer en la cordura
y degustar lo más profundo
de tu ser…

Siempre se impone
                   un salto de fe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s