Conjuntos disjuntos

Sueños en posdatas,
remitente sin correspondencia,
ecos de un naufragio mal logrado.

Yo no soy poeta,
tan solo un amanuense
que plagia el paso de los años,

que consolida sus resquemores
en fardos
que asemejan versos.

Tú no eres una musa,
mucho menos
una doncella de esas de los cuentos,

nunca quisiste que te rescatara,
ni hablar
que te convirtiera en mi inspiración.

Tú y yo no somos nada,
ni siquiera un ardid

que se pueda reescribir
en los pasos del deseo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s