Fábrica de melancolía

En esas tardes que tu imagen llega a mí,
me engrano a la desdicha
que transmuto en impulso de vida.

Me sumerjo en la brevedad transcendental,
que se encadena a la sofisticada
y simple enajenación del ayer.

Tras despojarme de la polimérica visión,
me disuelvo entre suspiros,
me sublimo en el vacío.

Ulteriormente refino tu evocación,
mecanizo tu ausencia,
y destilo las letras.

No maquilo dolor
tan solo
lo domestico.

Poema de Cuasipoemas sin sentido (TCL, 2016)
portada

 

Versión original

En esas tardes que tu imagen llega a mí,
me abrazo a la desdicha
que transmuto en impulso de vida.

Me sumerjo en la brevedad transcendental
que se acompaña de la sofisticada
y simple enajenación del ayer.

Tras despojarme de la vanidad inerte
me consumo entre suspiros
y me sublimo en el vacío.

No maquilo dolor
tan solo
lo domestico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s