Evolución

Desde el inicio de los tiempos,
amada zurda,
en pos de tus pasos.
 
Para al final,
solo coincidir
en ser carne y huesos.
 
Tú con él
y yo amando tu recuerdo.

En el principio
fuimos uno mismo,
partículas subatómicas
que formaban
una infinitésima parte del todo.

Tras el Big bang
átomos a la deriva,
incitados como energía inestable,
radiación residual
de la gran onda de choque.

Con el pasar de los eones
fuimos polizones en un aerolito,
ingrediente principal
del caldo de cultivo,
simientes
de los seres unicelulares.

Después de milenios,
anemonas radicales,
que danzaban, en el surgimiento
de un planeta en ciernes.

Al sucederse las eras,
carnívoros
dominados por sus instintos,
primates
en la búsqueda de un propósito.

En el perecer de los siglos,
homo sapiens hipersensibles
tras la senda de la eternidad.

Poema de Cuasipoemas sin sentido (TCL, 2016)
portada
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s