Atelofobia

Yo, que no he sabido ser proyectista
de mi destino,
tan solo he forjado mi orfandad.

Me he hecho adicto
al amor sin correspondencia,
con estruendosos silencios,
cargado de omisiones
solo o en las rocas.

Me he vuelto
un ciego que se guía
por el susurro de un delirio
que me trasiegue
a la verdadera comprensión.

Yo que no sé de estética,
ni equilibrio,
del movimiento magistral.

Me enamoré de una sombra,
de los vestigios
que me quisiste mostrar.

Ahora comprendo
que no sirve ser casto
sin la pureza,

ni amante de la belleza
porque sólo tu arquitecto
la puede consagrar.

Poema de Cuasipoemas para una reunión bizarra (Luhu, 2015)

Cuasipoemas para una reunión bizarra

Anuncios

2 pensamientos en “Atelofobia

  1. ¡Qué bonito poema! Realista y lleno de energía.
    “Me he vuelto
    un ciego que se guía
    por el susurro de un delirio”
    Qué sería de la vida sin el delirio y lo imprevisto.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s