Lealtad quebrantada

Nunca he sido
de venganzas,
ni rencores.

Por desgracia
mía,
tampoco de olvidar.

Recuerdo
que osaste
mirarme a los ojos
dilapidando
tanta falsedad.

Tus críticas al sistema,
son inertes
porque lo alimentas
con tu falta
de integridad.

Pero, ¿qué esperar
de quien
no conoce la gratitud,
mucho menos la lealtad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s